10 Years Ago…Hace 10 años…10 лет назад

Enlace a mi tienda en ebid. Iré subiendo más moneditas de mi colección

https://stores.ebid.net/moneditis

—————————————————————————————————————————–

10 Years Ago… The Numismatist

Hace 10 años…Revista Nvmisma

2010 – 254

http://www.siaen.org/documents/10901/11639/2010+-+254/4e6a2ff1-264d-401d-97df-c6ab8f29169a

https://dialnet.unirioja.es/revista/19789/A/2010

10 лет назад…золотой червонец журнал

https://gold10.ru/magazine/archive-of-numbers/15739/?ID=15426

Ayer

P.S.  https://www.elconfidencial.com/cultura/2020-04-05/conquista-america-espana-china-plata_2532595/

Buenos comentarios al final

P.S.II  https://coinsweekly.com/do-we-spread-the-coronavirus-via-cash/

https://muenzenwoche.de/wp-content/uploads/2020/02/Mintworld_Compendium_1.pdf

Mintworld_Compendium.pdf

Quizá estos estudios no sean todo lo objetivos que debieran, por lo que mantener un toque/pizca de prevención/pragmatismo adecuado y/o el que cada cual estime conveniente no está de más.

El penúltimo artículo sobre monedas en el tracto digestivo me ha traído ciertos recuerdos…benevolentes con el tiempo…

Subastas Nacionales mayo-junio 2019

En estos meses de mayo – junio suelen acumulársenos moneditas en subasta, por lo que he echado un vistazo y os voy comentando, sin pormenorizar ni sentar cátedra de ningún tipo. Voy por orden cronológico y desde https://www.numisbids.com/ , más cómodo para mi. Os dejo a vosotros, de acuerdo con el material publicado, ni mucho menos al azar, la reflexión sobre precios y disponibilidad de algunas monedas. Escribo para lectores analíticos/con capacidad de síntesis/juiciosos 😉

Llevo preparando esta entrada algún tiempo, por lo que quizá no sea ecuánime en cuanto a contenido de cada casa de subastas…es lo que tiene esta afición: se le puede dedicar el tiempo sobrante…tiempo que a veces no es mucho y que no termina de estirarse/elongarse/dilatarse…más bien al contrario; mucho me temo que espacie algo más las entradas a este blog. Iré actualizando conforme se publiquen remates.


https://www.numisbids.com/n.php?p=sale&sid=3180&cid=96556  Aureo 331 / 22 de mayo

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3180&lot=1262

Lot 1262  1589. Felipe II. Amberes. 1 escudo Felipe. (Vti. 1265) (Vanhoudt 362AN). 33,99 g. Ex Colección Samuel Prades Montoliu. MBC-.                                                                            Estimate: 150 EUR  Starting Price: 90 EUR Price realized: 160 EUR

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3180&lot=1526

Lot 1526  1808. Fernando VII. Girona. 1 duro. (Cal. 428). 25,60 g. Falsa de época en metal blanco. EBC.  Estimate: 100 EUR  Starting Price: 60 EUR  Lot unsold

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3180&lot=1531

Lot 1531  Resello (falso) F7º bajo corona, en anverso, bajo corona sobre 960 reis de Brasil, R (Río) de 1820 acuñada a su vez sobre 8 reales españoles de Fernando VII. (Kr. 53, indica “rare” sin precio). 26,62 g. Ex Áureo 28/05/2003, nº 688. MBC.                                                           Estimate: 500 EUR Starting Price: 300 EUR  Lot unsold


https://www.numisbids.com/n.php?p=sale&sid=3181  Aureo 332 / 23 de mayo

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3181&lot=307

Lot 307 * Reyes Católicos. Sevilla. Doble excelente. (Cal. 82). 7,13 g. , punto y armiño entre los bustos. En cápsula de la NGC como MS65, nº 2727476-010. Ex Maison Palombo 21-22/10/2017, nº 457. Rarísima sin el nombre de los reyes y más en esta excepcional conservación. S/C-.                                                                                                                          Estimate: 15000 EUR  Starting Price: 12 000 EUR  Price realized: 12 600 EUR

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3181&lot=337

Lot 337 1590. Felipe II. Segovia. . 8 reales. (Cal. 168). 27,22 g. Ex Áureo & Calicó 16/03/2017, nº 1152. Rarísima, sólo conocemos 4 ejemplares. MBC.                                                  Estimate: 4000 EUR Starting Price: 2700 EUR Lot unsold

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3181&lot=392

Lot 392  1657. Felipe IV. Potosí. E. 8 reales. (Cal. falta) (Lázaro 155, es una impronta de este ejemplar). 26,90 g. Tipo de presentación real. Triple fecha. Ensayador a izquierda y ceca a derecha. Perforación, habitual en estas piezas. Resello de Guatemala de 1839 (Kr. 96.1 var). Muy rara. MBC+.  Estimate: 5000 EUR  Starting Price: 3500 EUR  Lot unsold

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3181&lot=398

Lot 398  1634. Felipe IV. Sevilla. R. 8 escudos. (Cal. 51, mismo ejemplar) (Cal.Onza 63, mismo ejemplar) (Tauler 63). 26,96 g. Ensayador bajo la ceca. Orla de puntos interior sólo en reverso. Cuadraditos en los ángulos de la cruz. Bella. Ex Colección Isabel de Trastámara 25/05/2017, nº 813. Extraordinariamente rara. Sólo se conocen cuatro ejemplares. EBC-.
Estimate: 15000 EUR  Starting Price: 9000 EUR  Price realized: 10 500 EUR

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3181&lot=428

Lot 428  1747. Felipe V. México. MF. 8 reales. (Cal. 501). 26,69 g. Columnario. Raspadura. Rara. MBC-. Estimate: 450 EUR  Starting Price: 350 EUR  Lot unsold

http://www.imperio-numismatico.com/t133139-aureo-calico-subasta-22-y-23-de-mayo

Subasta enjundiosa con piezas de carácter


https://www.numisbids.com/n.php?p=sale&sid=3205&cid=97031 Tauler y Fau 30 / 29 mayo

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3205&lot=280

Lot 280  Kingdom of Castille and Leon. Doña Urraca (1109-1126). Dinero. (Vq-14). (Mozo-U1:9.1). Anv.: VRAC REGIN. La riena parece estar sentada sobre un asiento o trono plano con vestido talar, tiene las manos muy pequeñas y lineales, sujetando en una de ellas un emblema tríforo sin aro, y con la otra, exenta, parece apuntar hacia arriba; hombros curvilíneos, y semblante apenas apuntado, con toca también lineal, sin perlado alguno y velo más evidente. Rev.: +LEGIONENSI. la letra “N” tiene unión natural, y letra “E” presenta travesaños horizontales muy alargados, y además parece tener -aunque es dudoso- un pequeño Aro o letra “o” entre la “S” y la “I” finales. Ae. 0,54 g. Minor edge fault, otherwise specimen of the highest rarity. Choice very fine.                                                                                           Est…12500,00.  Starting Price: 8000 EUR   Price realized: 16000 EUR

It was at the very beginning of October 2018 when we had news of the appearance of a second dinero of this type (Urraca of León), which was purely a essentially different variant from the only known specimen. According to the reliable information that we get on that coin, this specimen came from a Numismatic shop in Foix, in the South of France. This piece represents once more, the queen sitting in a lineal throne, showing very subtle and interesting slight differences over the first discovered dinero. The outlines of the queen’s picture, with a childish feature in her barely stippled face. The headcloth is completely squared and made by straight lines inside. The tunic is floor-length, and the veil that covers her head it´s much more evident. Hands, in this occasion, are small and barely wrought with schematic lines, carries – one of them-, a branch called “of virtue”, while the other hand -which in the first known specimen had out of proportion dimensions- adopts similar position, but with more restricted handiwork. As can be observed, the differences between them are minimum, but what can be affirmed is that we are dealing with a different die from the first piece photographed. It comes very difficult –impossible nowadays- to affirm if this second specimen discovered and revealed in time, it´s or not the same coin that Campaner saw, but the truth is that we harbor deep suspicious that it´s so. It´s well known that many of the most eminent numismatic collections from Catalonia and Valencia left the Iberian Peninsula on their way to the French neighbor country, at the beginning of the Spanish Civil War, and nothing prevents that this was another case of it. Given that we don´t have argumentative proof that thisdinero has been found by chance or in purpose in Spanish territory, bond to its ultra-Pyrenean origin, makes us to trust in this wild guess, that both specimens, – Campaner and Foix-are the same piece. The only thing that unsettles us is that the inscription that the writer from Mallorca thought to read: “+ LEGIOES ET C”- has nothing to do with the clear “+ LEGIONENSI” that appears on this one’s reverse. For us it´s hard to believe that Campaner had a mistake so obvious and big in the interpretation of this motto. However, in that moment and whatever it was, our opinion is that as long as we didn´t get more information about it, this piece should remain as the one which seemed to be with the most probability, the firm candidate to have been part of the old collections of Cerdá of Villarestán and Vives and Ciscar. By Manuel Mozo Monroy.

Cantos e imágenes 360º en su web https://www.tauleryfau.com

http://www.imperio-numismatico.com/t133204-tauler-fau-29-05-2019

Catálogo en papel muy trabajado… Un doble ducatón, un 8 reales columnario 1770 potosí pagado casi a precio columnario México 1733, peluconas guatemaltecas y mejicano-perrunas, duro del 69 y 100 pesetas del 71 únicas, vendida en 114.000 euretes + comisiones (en orden creciente de precios realizados, coincidente en fechas)…mucha variedad. Subasta por internet fluída


https://www.numisbids.com/n.php?p=sale&sid=3247 Ibercoin 28 / 5 de junio

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3247&lot=499

Lote 499  FELIPE V. 8 Reales. 1736. México MF. Columnario. Cal-780. Ar. 26,83g. Rayas en reverso. MBC+. Escasa.  Starting Price: 160 EUR

http://www.imperio-numismatico.com/t133673-subasta-ibercoin-5-de-junio-de-2019

Mucho maravedí, algún columnario y pocas onzas. Precios contenidos en calidades medias.


https://www.numisbids.com/n.php?p=sale&sid=3221  Vico 154 / 6 de junio

https://www.numisbids.com/n.php?p=lot&sid=3221&lot=603

Lote  603  8 reales. 1699. Sevilla. M. Tipo “María”. Leve acuñación floja en parte de las leyendas. Inédita. MBC-. Rarísima. Real de a Ocho del tipo MARIA (plata nueva), Sevilla, 1699 (Manuel Manso) (21,64 gramos). Con Variante de leyenda en reverso: VIRTETE. Pieza única e inédita, el primer Real de a Ocho conocido de factura mecanizada realizado en la ceca de Sevilla. En 1686 hubo en Castilla una gran reforma de la plata, donde sin cambiar la ley de la misma (11 dineros y 4 granos), se decidió que habría una llamada plata nueva acuñada en la Península con nuevos tipos (las Marías) con talla de 84 reales en marco (se reduce por tanto el peso del nuevo Real de a Ocho a unos 21,90 gramos) y con un valor de cambio de 12 reales vellón; mientras en las Indias se mantendría la llamada plata vieja, con una talla de 67 reales por marco (por tanto sin cambiar el peso antiguo de las monedas), y cuyo Real de a Ocho, ahora llamado también Escudo de Plata de 10 reales (de plata nueva) o Peso Escudo de plata, tendría un valor de cambio de 15 reales de vellón. Esta reforma sólo se aplicó a medias, y en las casas de moneda de la Península se siguió acuñando plata vieja junto a la plata nueva, pero se pusieron las bases para diferenciar claramente dos especies de plata, lo que triunfaría con los Borbones. La nueva moneda de plata cambió radicalmente su diseño, desaparece el tradicional gran escudo de la Monarquía y es sustituido por el cuartelado de Castilla y León, que por primera vez en una moneda de plata, sólo en el Real de a Ocho, aparece rodeado del collar del Toisón de oro, mientras el reverso tiene una clara invocación mariana, colocando el monograma de la Virgen bajo la Cruz, buscando la protección de la divinidad y mostrando el apoyo de la Corona a las propuestas de proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción.

Coincidiendo con esta reforma, se ordenó instalar en la ceca de Sevilla unos molinos para la acuñación de moneda (1686), pero hubo muchos problemas y resistencias por parte de los trabajadores de la ceca, y en diciembre de 1698 su instalación todavía no se había terminado, según consta en un informe de García Fernando de Bazán, Regente de la Audiencia de Sevilla, que había visitado la ceca de manera oficial poco antes. Del mismo modo sabemos que a principios de 1700 ya estaban funcionando, ya que un documento de 24 de mayo de 1700 nos habla de un pago “en pesos de plata de a doce reales de vellón cada uno (las Marías de plata nueva) de la nueva Fábrica de molino que se labran en la Casa de moneda de esta ciudad”. Ahora bien, dadas las numerosas dificultades que habían surgido para implantar los molinos, se había decidido instalar en la ceca sevillana seis ingenios de volantes, que serán construidos por el portugués Manuel Fonseca, a quien se hizo venir expresamente de Portugal para su realización e instalación, y según consta en otro informe de García Fernando de Bazán de 22 de junio de 1700, ya estaban instalados y funcionando en esa fecha (PEREZ SINDREU pp.215-223).

Pues bien, esta moneda demuestra que, al menos en pruebas, la nueva maquinaria de acuñación a volante ya funcionaba en 1699 y se usaba en las principales piezas de referencia. Los Reales de a Ocho de esta fecha que se conocían hasta ahora de la ceca de Sevilla eran todos realizados a martillo y con fecha corregida sobre 1698, lo que no ocurre en nuestro caso, como demuestran los análisis metalográficos realizados en el SiDI de la Universidad Autónoma de Madrid. De este año 1699 son las primeras Onzas sevillanas realizadas de forma mecánica, lo cual avala también la producción de los Reales de a Ocho por el mismo método, como es la pieza que presentamos.

El ensayador de esta moneda es el conocido Manuel Manso, que fue examinado y aprobado para este oficio desde 1682, que trabajó en Segovia hasta que en 1686 el Duque del Infantado, propietario del oficio en Sevilla, le nombró ensayador en esta ciudad (ratificándolo el sucesor en el ducado en 1696). Por último en esta moneda hay una variante de leyenda sobre la oficial, ya que en el reverso de estas piezas debía poner PROTECTIONE VIRTUTE y en la que ofrecemos se lee claramente VIRTETE.

http://www.imperio-numismatico.com/t133423-subasta-jesus-vico-154-6-de-junio

Parte 7ª de la colección Cores. Interesantes comentarios / pequeños textos útiles en algunas monedas antiguas. Parte de arqueología. Gracias por las fotos.


Como veis y leéis, acumulación en subastas patrias de moneditas, monedas y monedones, casi al comienzo de la temporada estival. Parece que las ventas van a buen ritmo y que estas empresas no tienen problemas de abastecimiento. Miel sobre hojuelas.

FAO – Fiat Panis- Monedas

Una cosa lleva a la otra y…aquí os dejo esta interesante entrada

http://www.fao.org/home/es/

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) emitió moneda, o más exactamente, emitieron moneda en su nombre diversos países pertenecientes a dicha organización, entre 1968 y 2003 como parte de su programa para alimentar al mundo

FAOcoinlist

http://typesets.wikidot.com/fao-coin-photos

Bangladesh, Haití, Guinea, Italia, Suecia, España…

http://typesets.wikidot.com/f-a-o-coins

Hay mucho donde elegir…y todo por una buena causa

http://www.fiat-panis.de

P.S.

2 euros cc conmemorativos España 2017 Santa María del Naranco

2 euros conmemorativos de España 2017 – Iglesia de Santa María del Naranco – recién salidos del horno.

Tirada: 4 millones de monedas.

1

Santa María del Naranco es un antiguo palacio situado a cuatro kilómetros de Oviedo, sobre la ladera sur del Monte Naranco. Originalmente no se proyectó como iglesia, sino que fue el Aula Regia del conjunto palacial que el rey Ramiro I mandó construir en las afueras de la capital del reino de Asturias, y que se terminó en el año 842. Su estilo artístico es el denominado arte asturiano o “ramirense”, dentro del prerrománico.

2

https://es.wikipedia.org/wiki/Santa_Mar%C3%ADa_del_Naranco

Hoy en el BdE de Madrid no había nadie en ventanilla cambiando euros conmemorativos, que no comprando. Los primeros días de estas emisiones me suelo encontrar cola, más o menos larga dependiendo de la hora. Hoy, “llegar y besar el santo”. Merece la pena dejar pasar la primera “avalancha” jeje

Holey Dollar + Dump II

Hace doscientos años en lo que hoy conocemos como Australia, entonces la colonia británica de Nueva Gales del Sur, se necesitaban subsanar dos problemas. Por un lado, la escasez de moneda circulante, pues se llegaron a utilizar pagarés o hasta ron como instrumento de intercambio en el comercio. Por otro lado, las monedas que habían recibido en la colonia con anterioridad, salían de la misma para acabar en otros mercados.

En 1812, el gobernador de la colonia, Lachlan Macquarie, solucionó estos problemas importando en el mercante Samarang, desde el puerto indio de Madrás, un lote de 40.000 reales de a ocho acuñados en diversas cecas hispanas, básicamente de México, Lima, Potosí, Sevilla y Madrid. Aun así, estas 40.000 piezas eran insuficientes.

Resulta anecdótico que los problemas que se le presentaban al Gobernador Macquarie encontraran solución en un convicto recluido precisamente  por falsificación, William Henshall, quien tuvo la idea de punzonar y reacuñar las monedas españolas para duplicar la cantidad de piezas, y a la vez hacerlas inservibles en el exterior de la colonia, evitando así la salida de las monedas.

De este modo, y a partir de una moneda de ocho reales se obtuvieron dos monedas de plata independientes, el aro externo llamado “Holey Dollar” y la pieza central, conocida como “Dump”.

Con su puesta en circulación en 1814, ambas piezas se convirtieron en las primeras monedas de la Historia acuñadas en el continente Australiano.

http://www.fnmt.es/coleccionista/emisiones-2013/bicentenario-holey-dollar-dump

8 reales español

En el anverso se reproduce la imagen del anverso de una moneda de Ocho Reales de Fernando VII, acuñada en 1809.

En el reverso, se reproduce la imagen de una embarcación, símbolo de la nave que transportó a Australia las monedas españolas de Ocho Reales. Se muestran las marcas de Ceca española y australiana y las fechas de 1813 y 2013. En la parte inferior de la moneda, aparecen las siluetas de los mapas de España y de Australia unidas por unas líneas onduladas.

Holey Dollar & Dump

Siendo ya habitual que las colonias británicas en uno u otro continente, e incluso en la metrópoli, manejaran pesos hispanos que incluso eran cortados para obtener moneda fraccionaria, en Nueva Gales del Sur se escogieron monedas españolas para sus propias monedas porque eran usadas en aquella época en prácticamente todo el mundo.

De hecho, la moneda de 8 reales o “Spanish dollar” fue la primera divisa universal, debido a la pureza y el peso acreditados de estas piezas, y al hecho de que los “cercenadores” no podían cortar pequeños trozos de la moneda sin que se notase, costumbre habitual en aquellos tiempos cuando se trataba de monedas acuñadas a martillo, y por tanto, que no tenían borde.

Originalmente el aro externo, llamado “Holey Dollar”, fue estampado con un valor de 5 chelines, mientras que la pieza central quedó revaluada en 15 peniques y fue conocida como “Dump”.

En las piezas de esta colección esos valores se han modificado y son de 1 $ y de 25 centavos, respectivamente.

 

Holey Dollar + Dump

Circular disc with centre stamped out with the original Spanish details remaining on both sides, and the inner circle edges are over stamped with Australian markings. Obverse has a bust of Charles IV facing right, just visible on either side of the central void. On the reverse is a Spanish shield with swathed columns, just visible on either side of the void. Dimensions: Holey Dollar 37mm diameter and Dump 19mm diameter.

holey-dollar-400x184dump-400x178

http://www.migrationheritage.nsw.gov.au/exhibition/objectsthroughtime/1813-new-south-wales-holey-dollar-dump/

https://en.wikipedia.org/wiki/Holey_dollar

https://www.kuenker.de/en/archiv/stueck/110773

https://www.kuenker.de/en/archiv/stueck/117506

Algo más de 300.000 euros ambas piezas, originalmente una sola.

12

34

5

6

160px-Holey_dollar_coinage_NSW_1813_a128577_01 160px-Holey_dollar_coinage_NSW_1813_a128577_02 160px-Holey_dollar_coinage_NSW_1813_a128577_03 160px-Holey_dollar_coinage_NSW_1813_a128577_04

 

Tesoro del Galeón San José

http://www.elconfidencial.com/cultura/2016-01-18/tambores-de-guerra-en-las-aguas-donde-se-perdio-el-tesoro-del-galeon-san-jose-colombia-espana-cazatesoros_1136364/

La guerra contra el Borbón

Carlos II.
Carlos II.

Estamos en un mundo en guerra y esta se libra en los mares. El maltrecho Carlos II El Hechizado, ese rey Habsburgo con cara de no enterarse de nada, ha muerto sin descendencia en noviembre de 1700 y en su última voluntad ha legado el trono a Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia. El desequilibrio es brutal a favor de los franceses y la mayor parte de Europa suscribe contra ellos una alianza. A ingleses, holandeses y alemanes no les mueve solo el objetivo de reequilibrar las fuerzas, sino que ansían repartirse lo que quede del imperio español, sobre todo el control del comercio con América.

La guerra y los problemas económicos interrumpen los viajes hacia las Indias durante una década. Pero en 1706, la flota de Tierra Firme, un grupo de galeones capitaneados por el ‘San José’, sale de Cádiz rumbo a Cartagena deIndias. De allí a Portobelo, en Panamá, un infierno de fiebres y humedades donde se intercambiaban los cargamentos por metales preciosos.

Archivo del Museo Naval. 'Diccionario de construcciones navales bajo su aspecto artístico', de Rafael Monleón (1890-1892).
Archivo del Museo Naval. ‘Diccionario de construcciones navales bajo su aspecto artístico’, de Rafael Monleón (1890-1892).

Tras dos años de problemas, enfrentamientos con el virrey de turno y un montón de corruptelas, los españoles deciden regresar a Cartagena. Les han avisado de que hay ingleses en la costa y que puede haber gresca, pero los mandos españoles con JoséFernández de Santillán a la cabeza, después de deliberar, desoyen las advertencias y se lanzan al mar cargados de un inmenso botín de oro, muy seguros de que podrán escabullirse. La mala suerte les acompaña. Para empezar, se demoran unos días por la falta de viento. Y luego no son capaces de mantener el mismo ritmo de navegación en el convoy. Mientras navegan a paso de tortuga, los ingleses les sorprenden a escasas millas deBoca Chica, una de las entradas a Cartagena.

Durante varias horas, la batalla es una sucesión de maniobras, persecuciones, cañonazos, un montón de humo y un calor asfixiante que se hace aún más intenso cuando el fuego se apodera del ‘San José’. No se sabe aún si es un balazo de uno de los barcos ingleses, el ‘Expedition’, o si se trata de un cañón español que explota en el interior del barco, los testimonios de los ingleses y una decena de supervivientes españoles difieren o son poco claros. Lo único seguro es que el ‘San José’ se va a pique llevándose consigo a su comandante, Fernández de Santillán, a todos los oficiales y a casi toda la tripulación. En total, unos 600 hombres. Son las siete y media de la tarde del 8 de junio de 1708.

Los detalles de la batalla, los testimonios de los protagonistas y la aventura del ‘San José’ desde su construcción hasta su final están recogidos en varios legajos, documentos y libros académicos. De estos últimos, el más completo y que ha servido para hacer este brevísimo resumen se titula ‘El tesoro del ‘San José’. Muerte en el mar durante la Guerra de Sucesión española’ y es obra de la catedrática de la Universidad de Minnesota Carla Rahn.

Archivo del Museo Naval. 'Arte de fabricar reales', de Antonio de Gaztañeta, 1688.
Archivo del Museo Naval. ‘Arte de fabricar reales’, de Antonio de Gaztañeta, 1688.

La profesora reconstruye todos los detalles de la historia y llega a algunas conclusiones que sirven para separar los hechos de la leyenda. Entre otras, que el tesoro no llegaba a los 10 millones de pesos de la época y que las cifras de las que hablaba García Márquez en ‘El amor en los tiempos del cólera’, medio millón de millones, estaban algo exageradas. También sirve para dibujar la personalidad de los marinos españoles. No siempre los que más mérito habían cosechado para conducir los buques; a veces demasiado obsesionados con medrar, a veces demasiado tozudos, a veces demasiado manipuladores.

Esa es la amenaza que existe sobre el tesoro. Que quienes lo obtengan lo vendan y las monedas acaben dispersas en las casas de miles de coleccionistas y locos de la numismática. “Desde el punto de vista de la inversión, comprar monedas antiguas no es una buena idea”, señala Javier Santacruz Cano, economista de la Universidad de Essex. “Para empezar, existen problemas con el patrimonio. Si se compran en el mercado negro, las piezas pueden tener un gran deterioro. Hay que saber además qué porcentaje de oro tienen. Además, hay muchas falsificaciones. Por cada moneda real hay cuatro o cinco falsas. es ganas de complicarse la vida”.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-12-12/el-galeon-san-jose-el-horror-de-otra-accion-trapera-de-los-ingleses_1118687/

Con aproximadamente 45 metros de eslora y unas mil cincuenta toneladas de desplazamiento, el San José era una nave muy marinera para la época, pero que excesivamente cargada de marinería y pasaje, más allá de lo que albergaba en sus suculentas bodegas, estaba muy penalizada para una maniobra de evasión o combate directo por sobrecarga.

Pero el momento fatídico al final asoma por el horizonte. El gemelo del San José, el San Joaquín, en descubierta para generar una maniobra de desviación, recibe las primeras andanadas de una jauría proveniente de Jamaica intentando atraer a las naves inglesas, pero la precisa información de que disponían estas, hace que se embarquen en una persecución a muerte de la nave capitana. Hacia las siete de la tarde y con la noche avanzando inexorable, la fragata inglesa Expedition, que había perforado el velamen del San José privándole de maniobra, consigue encajarle una andanada severa en la misma línea de flotación creando una abertura entre obra viva y obra muerta imposible de achicar; otra andanada a quemarropa en medio de un fuego intenso por ambas partes estalla el galeón español desintegrándolo, probablemente por impacto directo en la santa bárbara.

De los seiscientos tripulantes, la escalofriante cifra de quinientos noventa mueren en la deflagración quedando el mar teñido de un mosaico de horror. La nave se va a pique en menos de diez minutos.

Lecturas Veraniegas X: España, Mar y siglo XVIII + Marqués de la Ensenada

Retomando la lectura de https://moneditis.com/2013/12/14/lectura-bis/ 

Secretarios de la Marina varios con Felipe V, Fernando VI y Carlos III. Destacables: Patiño, Ensenada, Arriaga y Valdés.

1

“Clickando” sobre la imagen, abriendo en pestaña aparte y ampliando (Ctrl +) o reduciendo (Ctrl -) al gusto de cada cual se lee perfectamente

2

Marqués de la Ensenada

3

Arriaga y Valdés

Junto con http://www.imperio-numismatico.com/t43227-4-escudos-1781-carlos-iii-madrid-entrevista-al-marques-de-la-ensenada

Marqués de la Ensenada

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/e/ensenada.htm

Destacando “…pero, en la patria de Don Pelayo, sobresalir por encima de todos provoca tu desgracia, pues la envidia, mediocridad y corrupción abunda…”

Nada nuevo bajo el sol…habrá que seguir remando 😦

 

De reyes y monedas

http://www.panoramanumismatico.com/articulos/de_reyes_y_monedas_id01825.html

De reyes y monedas

foto De reyes y monedas


La historia de la numismática en España se ha escrito en buena medida gracias al impulso de sus monarcas y a su inclinación por esta ciencia. Desde Alfonso V de Aragón, precursor del coleccionismo renacentista, a las iniciativas ilustradas de los primeros Borbones, coleccionar monedas ha sido en nuestra historia una afición de reyes.

Un nuevo monarca de la dinastía Borbón se sienta en el trono de España y aprovechando este momento histórico, nos ha parecido una buena ocasión para recordar el papel que sus antecesores tuvieron en el desarrollo de la numismática como disciplina en nuestro país.
La afición de los reyes españoles por el coleccionismo de monedas se remonta nada menos que a Alfonso V de Aragón, allá por el siglo XV, hasta el punto de que el Padre Flórez afirmaba que los españoles somos los precursores en esta materio. Pero no vamos a remontarnos tanto en el tiempo, sino que hoy vamos a centrarnos en el siglo XVIII, el siglo de la Ilustración, una centuria esencial en el desarrollo de la numismática en España y en el que el papel de los reyes no fue de meros espectadores.
Para empezar hay que decir que las principales colecciones institucionales de entonces estaban ligadas de una u otra manera con la realeza. Así tenemos el Gabinete del Rey, el monetario del Real Monasterio de El Escorial, la Biblioteca Real, el Real Gabinete de Historia Natural o la Real Academia de la Historia.
La Biblioteca Real, dentro de la cual se encontraba el Gabinete de Medallas, fue creada por Felipe V en 1712 con las antiguas colecciones de palacio, e iría incrementando sus fondos a lo largo de todo el siglo mediante diversas donaciones y adquisiciones, hasta formar el importante monetario que constituiría el germen de lo que, a partir de 1867, sería el Gabinete Numismático del Museo Arqueológico Nacional. Tan solo cuatro años después de su creación, en 1716, los fondos numismáticos se calcularon en 20.000 piezas (según cuenta C. Alfaro, 1993, p. 27) y en 1800 se contabilizan casi 85000 objetos, de los cuales 77655 eran monedas (Alfaro, 1999, p. 199).
Por su calidad de Biblioteca Real, el monetario recibe distintas donaciones procedentes de toda España, entre ellas varios tesoro de monedas romanas, pero además a lo largo de todo el siglo efectúan numerosas adquisiciones de importantes monetarios tanto españoles como extranjeros. Muy ilustrativo del interés por las antigüedades de los monarcas por la ampliación de fondos de esta institución son la incorporación en 1787 de un conjunto de monedas que Carlos III había traído de Pompeya y Herculano, aunque quizás la empresa más ambiciosa fue el viaje que realizó a Italia F. Pérez Bayer entre 1754 y 1759 por encargo de Fernando VI para hacer acopio de manuscritos, antigüedades y monedas.
Curiosamente la autoridad responsable de la Biblioteca Real era el confesor del monarca, papel que en los primeros momentos recayó en diversos jesuitas, como el P. Robinet, quienes, a su vez, designaban al bibliotecario mayor y al resto de los bibliotecarios. La creciente importancia que fue adquiriendo el monetario hizo que Felipe V ordenara venir de Francia para su cuidado primero a Paul Lucas, anticuario del rey francés (1736-1742), y después a un prestigioso numísmata, el jesuita Alejandro Panel (1699-1777), nombrado “anticuario en propiedad”. Éste, como segundo preceptor de los infantes, les introdujo en el conocimiento numismático y en la afición por el coleccionismo, ya que tanto Fernando VI como Carlos III ampliaron e impulsaron el monetario real (Almagro 2010, 164).
Por los distintos cargos de la Biblioteca pasaron figuras tan relevantes para el desarrollo de la Numismática en España como Guillermo López Bustamante Francisco Pérez Bayer, M. Martí, Gregorio Mayans, Martínez Pingarrón, B. A. Nassarre o el P. Burriel.
La Real Academia de la Historia, fundada en 1735, se convierte muy pronto en una institución puntera en los estudios numismáticos en España y su monetario, creado “ex novo” pasa a ser en muy pocos años uno de los más importantes del país. El proyecto primigenio de la Academia era redactar un Diccionario histórico-crítico universal para el cual se debía recoger la documentación disponible y, entre los monumentos más fiables, figuraban epígrafes y monedas. De ahí que decidiera tener su propia colección de monedas y así ofrecer documentación de primera mano a sus investigadores.
La fecha de inicio de la colección numismática puede fijarse en 1751, momento en el que se emprende una verdadera política de recogida de piezas concretada en la compra de un monetario de madera de nogal y en la solicitud a todos los académicos honorarios de piezas para completar la colección.
Aunque el papel del rey Fernando VI en la confección del monetario de la Academia se haya exagerado, en mi opinión, por razones evidentes, hay que decir que a su generosidad se debió la incorporación del famoso tesoro visigodo de Garrovillas en los momentos iniciales de la colección, además de algunas otras piezas sueltas.
Estas no son las únicas instituciones con el título real en su nombre que contaban entonces con monetario propio, aunque de ellas tenemos mucha menos información, como ocurre con el monetario del Real Monasterio de El Escorial, que había sido creado por Felipe II y se encontraba en una sección de la biblioteca junto al salón de verano.
Poco se conoce de los fondos monetarios del Real Gabinete de Historia Natural que menciona el P. Flórez como uno de los más importantes de la nación. En cualquier caso, debe referirse a aquel fundado por Antonio de Ulloa en 1752 y no a su sucesor, inaugurado en 1776 por Carlos III con los variados fondos que componían la nutrida colección del que sería su primer director, Pedro Franco Dávila.
Aparte de estas instituciones, también se documenta la existencia de monetarios en instituciones relacionadas con la enseñanza, como prueba de que el conocimiento de la numismática era un aspecto destacable en la educación más esmerada. En este sentido hay que señalar el Real Museo de Numismática que tenía su sede en los Reales Estudios de San Isidro, creado por Carlos IV en 1790 bajo la dirección de Cándido María de Trigueros y cuyo monetario contaba en su inicio con cuatro mil piezas procedentes de la antigua colección del Colegio Imperial de los jesuitas, aunque a finales de siglo contaba ya con más de veintiocho mil.
También poseían monetario el Colegio de Nobles de Madrid y el de Valencia, las universidades de Oviedo, Valencia, Santiago y el Colegio de San Ildefonso de la Universidad de Alcalá -constituido a partir de la rica colección del deán Juan Antonio de las Infantas-, el Colegio de educación de Vergara, etc. etc.
Sin duda la afición de los reyes por la numismática contribuyó a la extensión del interés por el coleccionismo de monedas entre las clases más privilegiadas: entre los coleccionistas encontramos nombres de la nobleza, pero sobre todo del clero, de las altas esferas de la administración y de algunas profesiones liberales, como médicos o botánicos, además de militares. Es en este siglo XVIII cuando el coleccionismo monetal se extiende a la burguesía y comienzan a poseer notables monetarios comerciantes como P. O’Crouley, Leyrens o Mosti.
Y de nuevo volvemos a la familia real al citar dos de las colecciones privadas más  destacadas de la época, que fueron las formadas por los infantes don Luis y don Gabriel. Este último (1752-1788) era el quinto hijo de Carlos III y Amalia de Sajonia. Su monetario se había visto enriquecido por una parte destacada de aquellas piezas que F. Pérez Bayer había recopilado en Italia durante su viaje por encargo de Fernando VI, que citamos antes. Además, algunas de las mejores colecciones privadas españolas de la época fueron pasando a engrosar sus fondos, como las de Bernardo de Estrada, Livinio Leyrens, Antonio José Mosti y el comendador portugués Vaena. La colección fue adquirida en 1793 para la Biblioteca Real por trescientos mil reales de vellón y siguió el mismo destino que el resto de dicho monetario que, con el trascurso del tiempo, pasó a formar parte del actual Museo Arqueológico Nacional. 
A grandes rasgos podemos decir que el siglo XVIII fue un gran siglo para el desarrollo de la numismática en España -más si lo comparamos con las oscuras décadas que seguirían a principios del XIX-, tanto en su avance como ciencia como en la extensión del coleccionismo, y en ambos aspectos tuvieron un papel relevante los diferentes monarcas ilustrados que ocuparon el trono. Por un lado fueron buenos coleccionistas, tanto públicos como privados, creando o manteniendo grandes monetarios que pusieron a disposición de los eruditos interesados, y al mismo tiempo crearon y fomentaron instituciones que difundieron esta ciencia y aún en algún caso lo siguen haciendo hoy en día, como sucede a día de hoy con la Real Academia de la Historia.

Para saber más:
ALFARO, A., 1993, Catálogo de las monedas antiguas de oro del Museo Arqueológico Nacional, Madrid.
ALMAGRO-GORBEA, M., 2010, Corona y Arqueología en el Siglo de las Luces, Madrid.
GONZÁLEZ DE POSADA, C., 1907, “Noticia de españoles aficionados a monedas antiguas”, BRAH, LI, pp. 452-484.
MARTÍN ESCUDERO, F., CEPAS, A., CANTO GARCÍA, A., 2004, Archivo del Gabinete Numario. Catálogo e Índices, Madrid.
MORA, G., 1998, Historias de mármol. La Arqueología clásica española en el siglo XVIII, Anejos de AEspA, XVIII, Madrid.
RODRÍGUEZ CASANOVA, I., 2012, “La Numismática en la España de la Ilustración”, en M. Almagro y J. Maier (Eds.), De Pompeya al Nuevo Mundo: la corona española y la Arqueología en el siglo XVIII, pp. 157-171.
VV. AA., Tesoros del Gabinete Numismático. Las 100 mejores piezas del monetario del MAN [catálogo de exposición], Madrid, 198.

Isabel Rguez. Casanova
Dra. en Arqueología