Reincidiendo, re-editando y re-olvidando

2014. Entrada olvidada en el baúl de los recuerdos y por fin publicada 2 años después. 

Leer, asistir a convenciones, pujar en subasta, congresos…todo eso está muy bien, pero hasta que no intentas vender en un mercadillo generalista no te enteras de la película completa. Hay varias vertientes en esto de estar cara al público en analógico. En digital, ebay, ebid,…, ya haré otra entrada específica.

P1110433

La persona humana que te pregunta lo que vale alguna moneda y luego te trae una igual para intentar vendértela al mismo precio. Por supuesto, como ya tienes esa, no te interesa comprarla, sin más explicaciones. Para qué.

Otro que aparece con monedas de plata pura, según él, y te las ofrece baratas. Ni que decir tiene que ni son puras ni son de plata…pero no pasa nada. En este momento te pilla sin cash y tal.

1

La señora, viuda, que te cuenta lo bueno que era su marido y que si te interesa su colección. Amablemente la indicas que no te importa echarle un vistazo y cuando la tienes delante no sabes como explicarle que son falsas el 70 % y que de completar su exigua pensión nada…La verdad por delante siempre…aunque a veces se endulza/enjuaga/diluye – 1ª acepción –  convenientemente para provocar el menor daño posible.

P1110445

Ese british que con acento indefinido te pide precio de varias monedas. Las toca, las mide, las pesa, te pide explicaciones, todo ello en inglés, y finalmente te ofrece un 50 % del precio marcado de la más barata. Amablemente y también en inglés se le manda a tomar por saco

Y más, muchas más historietas, la mayoría de ellas con buen fin. Las otras se me han olvidado ya.

Mercadillos Petersburguenses

Como en cualquier gran ciudad, en San Petersburgo disfrutamos de diversos espacios para el intercambio comercial entre particulares, aunque no sólo

1

Udelnaya. De fácil acceso en transporte público y con vendedores de monedas / numismáticos fiables, siempre a la caza del turista desprevenido.

2

Yunona. Mercadillo alejado de fácil acceso en coche con “tiendas físicas”.

1

Esta es la parte “privada”

2

Y aquí las tiendas “físicas”, modelo casamata

3

con estos precios para comparar onzas (3 rublos plata) de barcos.

4

¡Todavía puede ser peor! En una próxima entrada, numismática con solera centenaria y precios millonarios acordes con su caché…por supuesto, moneda histórica y conmemorativas históricas cu-ni actuales.

¡A la búsqueda del, hasta el momento, imaginario chollo!

De Moto Mercadillos (actualizado)

Aprovechando el periodo de asueto estival continuado pronto a comenzar con el solsticio de verano estoy de motogira, que no autogiro, findesemaneña por los mercadillos costasoleños.

cb

Lo habitual es que me pregunten por valoraciones de monedas, incluso hojeando alguno de los catálogos expuestos y comparando precios de salida  y/o que me ofrezcan diversa chatarra para comprar, aunque también hay coleccionistas interesantes de los que aprender algo e interesados en el material expuesto y que llegan a halagar alguna de las piezas…desafortunadamente sin dinero en los bolsillos para hacerse con ellas. Pocas y elegidas monedas componen mi parca oferta numismática itinerante.

a1

De momento la experiencia es curiosa pero no creo que se extienda mucho en el tiempo. Probaré un par de mercadillos más y punto. El esfuerzo no compensa el beneficio económico de momento, aunque si el anímico-filosófico-existencial. También me preguntan si vuelvo el fin de semana siguiente, a lo que respondo que no, que estoy de viaje experimental, alargando una tarjeta con la dirección de este blog y mi correo electrónico. Ningún mensaje de momento; al menos espero que Julio, Alberto, Fabián, Pepe,… lean esta entrada y disfruten de esta afición como yo lo hago. Gracias María. La miel y el vino dulce están ¡¡de escándalo!!  🙂

13

Este finde ha tocado a cubierto. Por un lado se agradece dado que GJenaro no perdona a partir de las 12 del mediodía, pero como encontrar la perfección es difícil, los gases de escape de los vehículos a cubierto, aun habiendo buena ventilación al estar el recinto abierto en los extremos del polígono irregular que tiene por planta, es ciertamente molesto. Muchos anglosajones despistados…o quizá no tanto, dado que por donde andan ellos se nota el sobreprecio…incluyendo lo pagado por mi por este pírrico rincón. Hasta las 14:00 h no te vas,dado que pierdes el depósito. Puntualidad british…además de limpieza

2

Comerciantes

Hay comerciantes y comerciantes. Peores y mejores.  No soy quien para catalogarme y/o encasillarme en una o otra característica (coleccionista particular). Lo hacen quienes me compran y a quienes les compro. Todo esto puede parecer muy obvio, pero a veces se nos olvida que, al margen de que podamos tener un mal día, hay personas malas en todos los ámbitos de la vida, con, por supuesto, gradaciones en la intensidad de su maldad. Sin entrar en los por qués y centrándome en el hecho en si del engaño, distingo tres variantes:

1- No lo sabía. Devolución aceptada. La menos mala. No hay mala fé

2- Lo sabía. Devolución aceptada. Por si cuela. Mala fé relativa. Picaresca patria.

3- Lo sabía. No hay devolución que valga. Infinidad de excusas/explicaciones dadas. No es la moneda que te vendí es la más habitual.  Hijoputismo en estado puro. Denuncia al canto (posibles métodos menos ortodoxos)

Iré desarrollando cada una de las tres 3 variantes en sucesivas entradas