Telegram numismático

Enlace a mi tienda en ebid. Iré subiendo más moneditas de mi colección

https://stores.ebid.net/moneditis

—————————————————————————————————————————————

No soy usuario ni de facebook ni de twitter ni de…pero si de telegram y alguna otra plataforma menos conocida, por lo que no puedo hablar de lo que no conozco y, de lo que conozco, tampoco mucho, porque soy un usuario «a tiempo parcial»; el tiempo es muy valioso como para andar perdiéndolo en pendejadas, como diría un buen amigo. 

De acuerdo con el título de esta entrada, de un tiempo a esta parte (unos meses) he detectado bastante actividad numismática en diversos grupos de telegram y alguna otra plataforma, pero centrándome en ésta, hay grupos de moneda medieval, de compra-venta, de bullion, de amiguetes…

Esta imagen ha sido seleccionada a voleo, y aunque he eliminado algunos grupos que no vienen al caso y faltan otros (Plvs Vltra, catálogos…) la actividad en algunos momentos es frenética. A diferencia de los foros, la interacción es prácticamente inmediata, aunque también hay comentarios chorras o salidas de tono, como en la vida misma. Unos saben, otros no saben y hacen preguntas mil veces hechas y mil veces respondidas…

No sé hasta que punto los grupos de compra-venta le harán competencia a los subasteros, pero si he visto columnarios majetes a buen precio y recientemente un 8 reales sevillano de 1631 por 1.100 euritos bastante apetecible (en mi caso). La moneda bullion / inversión no aparece mucho en subastas, por lo que en ese mercado tienen las de ganar, siendo en casi todos los casos intercambios entre particulares, con sus pros y sus contras.

En resumen, nuevos medios se imponen para mantener con buen tono nuestra moneditis. ¡Larga vida! 😉

Comerciantes

Hay comerciantes y comerciantes. Peores y mejores.  No soy quien para catalogarme y/o encasillarme en una o otra característica (coleccionista particular). Lo hacen quienes me compran y a quienes les compro. Todo esto puede parecer muy obvio, pero a veces se nos olvida que, al margen de que podamos tener un mal día, hay personas malas en todos los ámbitos de la vida, con, por supuesto, gradaciones en la intensidad de su maldad. Sin entrar en los por qués y centrándome en el hecho en si del engaño, distingo tres variantes:

1- No lo sabía. Devolución aceptada. La menos mala. No hay mala fé

2- Lo sabía. Devolución aceptada. Por si cuela. Mala fé relativa. Picaresca patria.

3- Lo sabía. No hay devolución que valga. Infinidad de excusas/explicaciones dadas. No es la moneda que te vendí es la más habitual.  Hijoputismo en estado puro. Denuncia al canto (posibles métodos menos ortodoxos)

Iré desarrollando cada una de las tres 3 variantes en sucesivas entradas