Convención Sevilla

Llego en AVE y me vuelvo en él también. Muy cómodo. Lo mismo piensan los comerciantes catalanes, gallegos, castellanos…que en tropel andan por aquí. La sesión matutina, en mi caso, se reduce a ver, hablar y comparar; por la tarde compro a tiro hecho…o casi, porque siempre queda el último regateo, ceremonial que no es muy de mi agrado. En esto se nota que soy del norte…además de por la txapela y el bordón 🙂  Intento mantener la cabeza fría…pero hay piezas que no me lo permiten. La tan temida moneditis hace acto de presencia ya en el tren de ida, leyendo catálogos en digital, y no desaparecerá hasta que me meta en la cama, ya de vuelta en casa.

1

Hay poca luz. El salón está en penumbra y no es la única convención en lo que esto pase. Madrid es como una cueva. Mis gafas-lupa llevan unos prácticos leds que me permiten apreciar mejor los detalles. Cambio de impresiones con unos y con otros. Se nota que hay muchas esperanzas puestas hoy aquí, dada la cercanía en el tiempo con la Navidad.

2 3

No todo se reduce a monedas, por lo que he aquí dos símbolos de Sevilla para un no sevillano.

Por la tarde, rapidez porque muchos comerciantes pliegan sobre las seis y tengo visto diverso material con varios. Hablando de plegar, Pliego celebra hoy subasta también.

Fuera de sala hay movimiento. Se ofertan lotes, se escudriña material…Me mantengo al margen. Esa no es mi guerra.

4

Y de vuelta en el tren, pausadamente, reajusto el día y contemplo alguna de las piezas cazadas.

¿Satisfecho?…Nunca es suficiente  🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s